lunes, 25 de febrero de 2013

turn me off

Ayer fue un día malo. De esos en los que no haces absolutamente nada por tu bienestar físico o mental, no dejas de escuchar música deprimente y tu inspiración se encuentra a ras del suelo y no hay manera de pillarla. Como cuando se te cae un alfiler y tienes las uñas muy cortas y no consigues cogerlo. Pues eso me pasaba ayer. Estuve de un humor de perros, cansada, agobiada, aburrida, y en pijama. Y la verdad, tengo muchos motivos para estar contenta, activa e ir vestida, cada día.
Y por supesto os los voy a contar:
El sábado, tuve clase. Podría parecer que es uno de los motivos de mi reciente estado de off, pero en realidad, fue una clase bastante buena, muy interesante y se nos pasó volando. 8 horas de clase, se nos pasaron volando. Yo diría que es todo un milagro.
Por otro lado, tengo un encargo de ButterCup muy especial, ya os hablaré de él más adelante. Y también muchas ideas, aunque ayer no las encontrase, para el Maratón de los Cuentos, que este año espero poder repetir en el mercado de artesania.
Además, después de hacer el curso en la Biblioteca de Animación a la Lectura, me ofrecieron sustituir a Belén, la "capitana" de una grupo de grumetillos de entre 3 y 6 años, que acuden los viernes a oir historias fantásticas. Y en ello estamos, disfrutando muchísimo de esa hora semanal rodeada de deboradores de páginas, descubriendo el peta-zetas, y leyendo más cuentos para niños que cualquier otra cosa. Así que os invito a recomendarme lecturas que os gusten para estas edades.
Contaros también, que el Quartetto Mínimo tocó el viernes en la biblioteca, y que si tenéis la oportunidad de ir a escucharles, no la desaprovechéis, porque son fantásticos. Desgraciadamente, ayer, ni escucharlos me animaba.
Ahora que lo pienso, todas las cosas que os he contado tienen relación con la Biblioteca de Guadalajara. ¿Será que entre tantas historias y reflexiones, rodeados de arte y música solo pueden pasar cosas buenas?

Pero a pesar de todo eso, lo que más me apetecía era dormir una semana, o dos, beber té negro (a juego con mi humor) y no salir de casa. Y entre tantos "no haceres" de mi día, me he dediqué a esto:










Hoy intentaré superarme. No creo que lo consiga después de estas inspiradoras y magníficas fotografías! :)

miércoles, 20 de febrero de 2013

inspiración terrestre

Este es el último collar que he hecho, el gusanillo! En azul y rosa palo, con piezas de madera en los extremos. Espero que os guste.




domingo, 17 de febrero de 2013

domingo, 3 de febrero de 2013

De papel de cuento

Estas son algunas fotos del puesto del Maratón de Cuentos 2012, no son muy buenas, lo siento, pero se ven bien.









Y así de bonita estaba la ciudad:


sábado, 2 de febrero de 2013

collares de tierra, mar y arena

Quiero enseñaros mi última creación. Lo que comenzó siendo una prueba, ha terminado siendo algo precioso, sencillo y diferente.

Este es el primero que hice, que me quedó así de chulo:








Y después hice otro, y bueno, ya sabemos que segundas partes nunca fueron buenas. Me quedó demasiado largo y en el cuello no se veía muy bien. Pero, mi madre, que es muy optimista y siempre ve algo bueno en lo que yo hago, me dió la idea de convertirlo en una pulsera infinita, y VOILá!



 


crier pour le printemps









 

















viernes, 1 de febrero de 2013

jornadas de inspiración

Bueno, después de casi un mes sin acordarme de que soy dueña de un blog, tengo cosas chulis que contar. He estado muuuuyyyyyy atareada en diferentes actividades, pero hoy voy a hablaros de una de ellas. Las maravillosas Jornadas de Animación a la Lectura que han tenido lugar en la Biblioteca de Guadalajara. Ha sido un curso express, de cuatro sesiones repartidas en 4 semanas, que han llevado a cabo tres colaboradoras de la biblio, Susana, Luisa y Concha. Y ha sido GENIAL! A mi me encantan los cuentos y no sabía que hubiese tanta gente, adulta, que disfrtase de ellos tanto como yo. Pues resulta que si. Ha sido una oportunidad fantástica para conocer nuevos autores, gente muy interesante, y para poner en práctica nuestro "yo niño", para jugar, cantar y disfrutar como enanos. Cada sesion se ha centrado en una franja de edad, desde los 0 a los 3 años, las bebetecas, los primeros lectores de 3 a 6, y los clubs infantiles de 6 a 12 años. Todo ello aplicable a un aula en el cole o a tus propios hijos en casa. 
Y lo mejor de todo, en mi opinión, la última sesión, en la que pudimos disfrutar de un espacio mágico dedicado en especial a los cuentos, pero en el que hay espacio también para la crítica social, política y económica y para la reivindicación de los derechos y de la imaginación. Pero sobre todo, es un lugar donde todo es posible mientras seas capaz de soñarlo: una ciudad invisible, un barco que mueve el mundo, un baúl en el que cobran vida los personajes de los cuentos o un mar guardado en, un niño qe vuela sobre nuestras cabezas... Es como entrar en la cabeza de la persona más soñadora del mundo, o simplemente como entrar en la cabeza de un niño al que le han leido muchos cuentos.

Y estos son algunos de los muchos cuentos que hemos ido descubriendo. Yo al menos, no los conocía y me han encantado: